Mantenimiento de tus placas solares fotovoltaicas

Actualizado: 25 oct


Hombre haciendo mantenimiento a las placas solares fotovoltaicas
Mantenimiento placas solares fotovoltaicas

En Cellsium conocémos la importancia de llevar a cabo un buen mantenimiento de las placas solares, adecuado para que sigan funcionando de forma óptima. Descuidar el mantenimiento puede conducir a una disminución más rápida del rendimiento con el paso del tiempo e incluso puede provocar un fallo prematuro. El mantenimiento de los paneles solares es esencial para prolongar la vida útil y maximizar el rendimiento de la inversión. Por desgracia, mucha gente tiene la percepción de que las placas solares fotovoltaicas requieren pocos cuidados, ya que son máquinas que están expuestas a las condiciones naturales durante todo el día. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. En realidad, un panel solar bien mantenido durará mucho más que uno que haya sido descuidado. Hay varias cosas sencillas que puedes hacer para prolongar la vida de tu panel solar y sacar el máximo partido a tu inversión. En este artículo hablaremos de algunos de los aspectos más importantes relacionados con el mantenimiento de tus paneles solares para que puedas sacarles el máximo partido durante el mayor tiempo posible.


Comprueba la limpieza de tus paneles solares


Uno de los primeros signos de desgaste de un panel solar es la acumulación de suciedad y mugre que puede hacer que los paneles solares funcionen con menos eficiencia. La suciedad también puede atrapar la humedad, haciendo que se forme óxido en las superficies. Esto acelerará la corrosión y degradará aún más las placas solares fotovoltaicas. Cuando limpies tus paneles solares, asegúrate de evitar el uso de agua y productos químicos fuertes, ya que pueden tener un efecto perjudicial en las células fotovoltaicas. Limpia tus paneles solares regularmente como parte de tu rutina de mantenimiento. Después de una lluvia fuerte o durante la estación húmeda, límpialos con más frecuencia, ya que la suciedad será más probable que se acumule. Para limpiar las placas solares fotovoltaicas, utiliza una escoba suave o una escobilla de goma para eliminar la suciedad, el polvo y las hojas mientras aún están húmedas. Ten cuidado de no utilizar un cepillo de alambre u otro dispositivo de limpieza abrasivo, ya que puede dañar permanentemente las placas fotovoltaicas.


Reparación y mantenimiento


Como parte de la rutina de mantenimiento de las placas solares fotovoltaicas debes inspeccionarlas periódicamente en busca de signos de daños. Esto incluye comprobar si hay paneles rotos o agrietados, cableado dañado y cualquier cosa que pueda indicar un problema subyacente. Si observas algún daño, es importante que lo repares lo antes posible para evitar que empeore y acorte la vida útil de tus placas solares fotovoltaicas. Si un panel solar está agrietado o roto, debes retirarlo, o hacer que lo retiren, inmediatamente. Los paneles dañados reducirán la cantidad de electricidad que producen los paneles solares y pueden convertirse en un peligro para la seguridad. Si observas cualquier signo de daño, como un cable roto o una conexión suelta, debes ponerte en contacto con una empresa de instalación solar lo antes posible para que lo repare y evitar que empeore y acorte la vida útil de los paneles. Cellsium te puede ayudar con el mantenimiento de tus placas solares fotovoltaicas.


Instalar placas solares en casa: Bilbao

Rota tus paneles


Una de las formas más sencillas de mantener tus paneles solares en buen estado es cepillar o soplar regularmente la suciedad de los mismos. Cuando los paneles están cubiertos de polvo y suciedad, llega menos luz a las células fotovoltaicas, por lo que se genera menos electricidad. Cuando limpies tus paneles solares, recuerda evitar utilizar agua. La suciedad y el polvo se pueden eliminar con un paño suave o un cepillo suave. Utiliza una escoba suave o una escobilla de goma para eliminar la suciedad, el polvo y las hojas mientras estas aún estén húmedas. Ten cuidado de no utilizar un cepillo de alambre u otro producto de limpieza abrasivo, ya que puede dañar permanentemente las placas solares fotovoltaicas. Si tienes paneles solares montados en el suelo, también puedes utilizar un soplador de hojas para eliminar el polvo y las hojas de los paneles. Ten cuidado de no utilizar demasiada fuerza, ya que esto puede hacer que los paneles vibren excesivamente. Si los paneles empiezan a vibrar, afloja los tornillos que los sujetan al raíl de montaje para reducir la tensión del panel.


Comprueba la afinación y la tensión de las cuerdas


Algunas placas solares fotovoltaicas están conectadas en serie, mientras que otras están conectadas en paralelo. El tipo de conexión estará indicado en el panel solar. Si no sabes qué tipo de conexión tienen tus placas solares fotovoltaicas, ponte en contacto con el fabricante y pregúntale. Los paneles solares se conectan entre sí con unas abrazaderas que están bajo tensión. Con el tiempo, los tornillos que sujetan las abrazaderas pueden aflojarse, haciendo que los paneles solares se desajusten. Esto puede provocar un descenso significativo de la producción de energía y debes repararlas inmediatamente. Si tus paneles solares tienen un punto de conexión ajustable, puedes comprobar periódicamente la tensión de los cordones (los cables que conectan los paneles entre sí) para asegurarte de que no están ni demasiado sueltos ni demasiado tensos. Para ello, agarra el cordón y tira suavemente de él en cualquier dirección. Debe sentirse apretado pero no demasiado.


Consejos sobre la conexión de tus placas solares fotovoltaicas

Mantenimiento de las baterías


Si tienes un sistema de energía solar con baterías, es importante controlar el estado de las mismas y sustituirlas cuando sea necesario. Esto asegurará que tu sistema de energía solar con placas solares fotovoltaicas continúe rindiendo al máximo. Las baterías que no se mantienen adecuadamente no durarán tanto como deberían y pueden incluso fallar antes de su vida útil prevista. Las baterías deben controlarse con regularidad, y debe comprobar el nivel de agua cada seis meses aproximadamente. Si el nivel de agua es bajo, añade agua destilada a las baterías hasta que el nivel de agua esté entre los niveles mínimo y máximo indicados por el fabricante. Si notas que tus baterías no retienen tanta carga como antes (o si tu sistema de energía solar no genera tanta electricidad como debería), puede ser el momento de sustituirlas. Las baterías suelen durar entre 5 y 10 años. Cuando hayan superado su vida útil, deben ser sustituidas para evitar cualquier daño al resto de su sistema de energía solar.


Conclusión


Las placas solares fotovoltaicas requieren un mantenimiento y cuidados regulares para que funcionen al máximo de su capacidad. Parte de esto implica la limpieza de los paneles con regularidad para eliminar cualquier suciedad que pueda estar presente. Si observas algún daño en los paneles, es importante que lo repares lo antes posible para evitar que empeore y acorte la vida útil de tus paneles solares, en el blog de la revista Macaco nos han nombrado como una empresa especializada en soluciones energéticas eficientes.


Hay otras cosas que puedes hacer para mantener tus placas solares fotovoltaicas: como comprobar el ajuste y la tensión de las cuerdas que conectan los paneles entre sí y añadir agua destilada a tus baterías cuando el nivel de agua sea bajo. Siguiendo estos consejos, puedes mantener tus paneles solares en buen estado durante el mayor tiempo posible, maximizando su vida útil y generando la mayor cantidad de electricidad posible en el camino. Si necesitas que te resolvamos más dudas, no dudes en contactar con nosotros.


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo